Aceite de Motor

Lo más importante para que el motor de un automóvil muestre una fiabilidad y rendimiento completamente efectivo es haber elegido un aceite de motor adecuado a sus características. Con el uso de un aceite correcto el motor podrá funcionar sin ningún tipo de problema, no obstante hay que tener en cuenta que la principal función del aceite de motor es formar una película de separación entre las piezas metálicas que conforman el conjunto para conseguir que estas no se pulan entre sí lo cual les llevaría a un progresivo deterioro.

motor photo

Virtudes de una correcta elección de aceite para motor

Además otras funciones que también hace el aceite es proteger el motor del calor disipándolo, también previene la formación de indeseados depósitos consiguiendo mantener las impurezas en suspensión, combate la oxidación del motor minimizando los ácidos que puedan corroerlo. Todas estas son solo algunas de las más importantes funciones que conseguirás proteger siempre que la elección del aceite de motor sea la idónea.

Es importante a la hora de la elección tener en cuenta la viscosidad, que es uno de los parámetros más importantes que verás reflejados en un aceite lubricante de motor. Con esta medida se indica la resistencia a fluir o “gordura” de un líquido. Un ejemplo lo puedes comprobar con la diferencia entre la miel y el agua, a pesar de que ambos son considerados como líquidos. Así, el aceite de motor deberá ser lo suficientemente viscoso para mantenerse correctamente a temperatura ambiente, no debe ser extremadamente viscoso en ninguna de las situaciones porque podría no fluir correctamente y así no proporciona la protección buscada.

También tendrás que saber elegir entre los aceites minerales o sintéticos, aunque realmente todos los que echamos al motor de nuestro coche contienen una mezcla de ambas bases. Has de saber que los minerales tienen su origen en petróleo, tras haber pasado por un proceso de refinería para separarlo de elementos indeseados como ceras. Solo de la selección de los mejores crudos saldrán los mejores aceites de motor minerales.

Los sintéticos son algo más complicados, pues son fabricados tras un proceso químico más costoso pero muestran un mejor rendimiento, además también muestran una mejor resistencia al calor y con una adición de antioxidantes adecuados son más fáciles de proteger. Además su grado de volatilidad es menor que la de los minerales.

Será muy importante consultar las características de cada aceite y las recomendaciones del fabricante del coche para elegir un aceite lubricante adecuado.

Si continúa utilizando este sitio, usted acepta el uso de cookies Más información

Las opciones de cookies en este sitio web se pasan a "permitir cookies" para ofrecer una mejor experiencia de navegación . Si usted continúa utilizando este sitio web sin necesidad de cambiar la configuración o haga clic en " Aceptar " usted estará consintiendo las cookies de este sitio

Cerrar