Aceite de Oliva para el Cabello

El uso del aceite de oliva para el cabello presenta muchos beneficios para tu pelo que seguramente no conocías y que te vamos a tratar de presentar y enumerar en este artículo. Además de tratarse de un excelente alimento por todas sus propiedades, este viene utilizándose desde hace miles de años como un cosmético natural para el pelo. Sin ir más lejos, los antiguos egipcios ya lo usaban como un ungüento para mejorar el aspecto del cabello.

Aceite de Oliva para el Pelo

Así, cada vez son más las grandes marcas que usan el aceite de oliva para el cabello como uno de los elementos en las cremas y productos que ponen a nuestra disposición y estas son algunas de las ventajas que verás que aporta a tu pelo y piel.

  • Gracias a su alto contenido en vitamina E se convierte en un excelente antioxidante y ayuda a que el cabello tenga un crecimiento sano y fuerte.
  • Por el contenido de algunas propiedades regenerativas contribuye especialmente el crecimiento y regeneración de los cabellos que más maltratados han sido.
  • El alto contenido en vitamina C es el encargado en potenciar la formación del colágeno, muy necesario para nuestro cabello pues sin él queda fino y sin gracia y también presenta el alto contenido en vitamina A que favorece sobremanera la regeneración de las células del cuero cabelludo.
  • El uso del aceite de oliva para el cabello además reduce en el cabello dañado la pérdida de proteínas.
  • Consigue penetrar más fácilmente en las fibras del cabello gracias a su sencilla estructura molecular, que es capaz de reducir el frizz.
  • No tengas duda en usar champús basados en este elemento si sufres de puntas abiertas o maltratadas, es un agente excelente para tratarlas.
  • Gracias a su conocida propiedad para hidratar es un excelente guerrero contra la deshidratación provocada por el uso de cremas, exposición al sol, la playa, secadores, tintes, etc.

Así, con todo lo que hemos expuesto, el uso del aceite de oliva para el pelo resulta beneficioso porque aporta brillo, nutre y repara el cuero cabelludo, ayuda al crecimiento del pelo, evita en gran medida su caída y favorece el tratamiento de las puntas abiertas o resecas.

Lo más fácil es usar champús o mascarillas prefabricadas para tratar nuestro cabello, sin embargo también puedes optar por recetas caseras mediante el aceite de oliva virgen extra pero asegúrate de que la receta está bien producida.

Si continúa utilizando este sitio, usted acepta el uso de cookies Más información

Las opciones de cookies en este sitio web se pasan a "permitir cookies" para ofrecer una mejor experiencia de navegación . Si usted continúa utilizando este sitio web sin necesidad de cambiar la configuración o haga clic en " Aceptar " usted estará consintiendo las cookies de este sitio

Cerrar