Aceite de Lavanda

El aceite de lavanda es un producto que ofrece unas propiedades muy interesantes para el cuerpo. Se extrae directamente de un arbusto que proviene de África y Europa; tiene flores moradas y un olor muy característico y agradable.

Ha sido utilizada por civilizaciones muy antiguas. Tiene muchas propiedades medicinales además de ser utilizada por sus potentes beneficios como productos de cosméticas orientadas a fortalecer la piel. También se utiliza como fragancia en perfumes muy selectos.

Como dato curioso, la aromaterapia empezó con la lavanda y a partir de ahí se fue perfeccionando para conseguir lo que tenemos ahora.

Aceite de Lavanda

Propiedades del aceite de lavanda

Aceite de lavanda como función antiséptica

Los estudios han demostrado que el aceite de lavanda nos ayuda a combatir ciertas bacterias y virus. Es capaz de protegernos contra infecciones de alto nivel. Debe de aplicarse sobre la zona adecuada y así se conseguirán evitar las principales infecciones de piel… aunque también puede funcionar perfectamente con bacterias y virus.

Función antiinflamatoria

Este punto está íntimamente ligado al anterior. Es capaz de aliviar los síntomas que provocan las infecciones (pueden ser una contusión, golpe o congestión sanguínea que se concentre en un punto determinado).

Normalmente se crea una especie de pomada con una serie de ingredientes para que no sea tan agresivo como si se aplica de forma individual.

Aceite de lavanda función regeneradora

El aceite también nos va a ayudar a mantener la piel en perfecto estado. Es ideal para tratar algunos problemas relacionados con quemaduras.
Además, también lo suelen utilizar los adolescentes para eliminar cualquier rastro de imperfecciones en la piel tales como dermatitis, acné, envejecimiento prematuro en ancianos.

Ayuda a mantener la piel firme y tensa en todo momento previniendo la aparición de arrugas.

Función antiespasmódica

Esta función se encarga de actuar contra infecciones leves de garganta. En el momento en el que notemos algún tipo de dolor que sea leve, podemos tomar unas gotas de este aceite y veremos el efecto regenerador en muy poco tiempo.

También ayuda contra infecciones leves que se produzcan en los bronquios.

Función potenciadora

Y como última función del aceite de lavanda tienes que saber que ayuda a potenciar otros aceites. Con tan solo que le echemos un par de gotas a cualquier mezcla, conseguiremos que tenga unos efectos mucho más pronunciados.
Haz la prueba y te encantará.

Si continúa utilizando este sitio, usted acepta el uso de cookies Más información

Las opciones de cookies en este sitio web se pasan a "permitir cookies" para ofrecer una mejor experiencia de navegación . Si usted continúa utilizando este sitio web sin necesidad de cambiar la configuración o haga clic en " Aceptar " usted estará consintiendo las cookies de este sitio

Cerrar