Aceite de Almendras Dulces

Las almendras son un producto natural que se conoce bien por tener un gran número de propiedades y posibles aplicaciones por su alto contenido en vitaminas A, B y E, pero no solo eso, además tienen un alto contenido de minerales y proteínas. Deberías ser capaz de consumir una pequeña cantidad diariamente, pero muy pequeña porque aporta una gran cantidad de calorías, como todo en pequeñas cantidades es altamente beneficioso. Pero además de para consumo, un gran número de cremas utilizadas en estéticas tienen base en aceite de almendras dulces por su propiedad suavizante e hidratante. Por supuesto está indicado para pieles secas y ásperas, pero cualquier tipo de piel será la que tenga posibilidad de ser beneficiado con su aplicación.

Aceite de Almendras Dulces para el Pelo

Usos conocidos el aceite de almendras dulces

Sobre todo se usa para la hidratación del cabello, manos, rostro y cuerpo. Muchos masajistas lo usan para su trabajo por su gran hidratación y ayuda a aumentar la suavidad de la piel y que el masajista pueda realizar su labor sin producir fricción en su cliente. Suaviza la piel evitando la obstrucción de los poros, pero además, puede ser aplicado directamente por su textura y buena consistencia. Muy útil para personas mayores por su gran regeneración de la piel, propiedades antioxidantes consiguiendo devolver tersura.

Es también un producto muy indicado para pieles de bebé, ya que siendo 100% natural es completamente beneficioso para ellos. Su piel puede sufrir de irritaciones por las rozaduras con la ropa, alergias, sequedad, etc. Puede ser aplicado a lo largo de todo su cuerpo realizando un suave masaje, no tengas miedo en aplicarlo en abundancia, el sobrante puede ser retirado por medio de una toalla o dejar que se absorba.

También está muy indicado para utilización para prevenir las temidas estrías y la sequedad de la piel, produciendo el aceite de almendras dulces los mejores resultados al respecto. Si las estrías ya están formadas es mejor aplicar el aceite de argan puro.

Además, el aceite de almendras dulces también es muy utilizado para el cuidado del cabello que ha perdido su brillo y presenta gran dosis de sequedad. Lo aplicaremos haciendo círculos y después extendiéndolo mechón por mechón, lo cubrimos con un gorro de ducha y lo dejamos acondicionar el cabello durante toda la noche, posteriormente, a la mañana siguiente, lavar y acondicionar como haces habitualmente. Comenzarás a notar los buenos resultados tras un mes realizando el tratamiento una vez por semana.

Si continúa utilizando este sitio, usted acepta el uso de cookies Más información

Las opciones de cookies en este sitio web se pasan a "permitir cookies" para ofrecer una mejor experiencia de navegación . Si usted continúa utilizando este sitio web sin necesidad de cambiar la configuración o haga clic en " Aceptar " usted estará consintiendo las cookies de este sitio

Cerrar